Nuestra sidra

Nuestra sidra

En Sidra Exner creemos que nada pasa por casualidad, que todo lo que hacemos y elegimos en esta vida es relativo y reflejo de nuestras elecciones. Nuestros actos tienen una causa que nos llevan donde queremos estar, con quién queremos estar y de la forma en la que nos sentimos mejor. Así, los amigos que tenemos no son relativos. 
Son amigos verdaderos. Un bar no es relativamente bueno. Es bueno porque nos hace sentir cómodos. 
Y cualquier serie puede ser relativamente buena, pero la que nos emociona es buena sin relatividad.
Y es que no se puede amar relativamente, ni se puede reír a carcajadas relativamente.

 

Hay que ponerle una intención a lo que hacemos para hacerlo como lo hacemos. No creamos una sidra única de forma casual, es un acto premeditado. Por eso, no es casualidad que nuestras manzanas hayan sido seleccionadas entre las mejores. Y tampoco es casualidad que nuestras instalaciones hayan sido creadas para ofrecerte la mejor calidad. 

Todo ello para poder ofrecerte una mezcla del producto más natural y la tradición más artesana. 

Así, no creamos esta sidra para que tú la elijas relativamente, sino con actitud, con causa. 

Y es que, lo artesanal no es relativo.

En estas cifras no hay nada relativo: 100% zumo. 100% manzana de sidra. No procede de concentrado y es sin gluten pero, además es envolvente, seca, equilibrada, con burbujas muy finas. En nariz podrán descubrir intensos aromas predominando los herbáceos y recuerdos balsámicos. En boca es muy ligera, con un perfecto equilibrio entre el dulce y el ácido de la variedad de manzana. Todo esto, no tiene nada de relativo. Ideal para beber en copa o mezclada con cóctel. Perfecta como aperitivo, pero también acompañando comidas, porque marida muy bien con platos salados, mariscos y quesos.

"Hay que ponerle intención

a lo que hacemos para

hacerlo como lo hacemos"

Celebra la vida, disfruta de lo natural.